LOS NIÑOS SUFRIDORES TENDRÁN SU GRATIFICACIÓN CON UN ATLÉTICO DE CHAMPIONS


Las victorias del Atlético, y más en Champions, siempre me hacen acordarme de un chavalito.
Recuerdo a aquel niño que le pregunta al padre, ¿por qué somos del Atleti,papá?. Ayer en el Calderón con la victoria atlética en la previa, sin despeinarse,tranquila y plácidamente,sin problemas como llegar al paraíso,dos años consecutivos en el bombo de los mejores de Europa,abonados al máximo título continental con 11 partidos seguidos sin conocer la derrota(ni el Barcelona), ha afirmado rotundamente: Papá, ya sé porque somos del Atleti,transformamos el infortunio en leyenda romántica, así nos consuelan y nos tienen que aliviar nuestras madres, nuestras novias.

Esa criatura ha crecido a base de sufrimiento y angustia,se ha curtido y ha madurado subiendo y bajando de los cielos como dice el rey Sabina.Al crío le adjudicaron una claúsula para ser atlético, la obligación a sufrir y el placer de resistir.Ser del atlético es montarse en una montaña rusa, llena de sensaciones: dulces y amargas.Su afición está impregnada de ese carácter sufridor y melancólico que se difunde de abuelos a padres y de padres a hijos,de ahí el nombre del Pupas.Un sentimiento,ser colchonero,que no se puede explicar.

Entre tanto,el niño crecía con los cuentos del abuelo y la intercontinental, del padre y aquel doblete,él se desarrollaba entre las alcantarillas del infierno de la segunda y entre las cloacas de la intertoto, otro adolescente ,que no es otro que el que os escribe, iba percibiendo esa fragancia que suelta este Atlético, un perfume que invoca a mi vida misma, me identifico con el equipo del madroño: soy de repescas,de fases previas debido a que dejo el trabajo por hacer para última hora,peco de indolencia y desidia,mis conquistas se originan a contracorriente, acostumbro a dar disgustos;pero no todo son defectos e imperfecciones,los atléticos también solemos hacer llorar de alegría y somos modestos,honestos, honrados,nobles,inocentes,generosos y solidarios y lo de sufridores nos viene de herencia en el mismísimo ADN,somos diferentes,paradójicos,bondadosos,no entendemos el término medio,repetimos y reescribimos la misma historia con aventuras en la que nos damos millones de golpes, bofetones y hostias. Y el día que volvamos a nacer, a las andadas volveríamos diría Melendi que seguro que en su corazón azul ovetense y asturiano guarda un rinconcito para las rayas rojiblancas de los colchoneros.

Los niños de hoy y también de ayer, sí otra vez los peques,que son la magia de este deporte, nacen con el chupete del R.Madrid o del Barcelona, ese que le dan sus padres antes de que tengan uso de razón, a mí por ejemplo, me pusieron la camiseta azul y grana del Barcelona, pero por esas de la vida y porque siempre llevo la contraria elegí el blanco impoluto del R.Madrid que siempre diré que esa elástica merengue es la fechaciente comprobación de la lucha del equipo madridista y quienes la visten deben terminar el partido con ella llena de barro y sudor.

Volviendo a los padres y a ese bautismo futbolístico a sus hijos, quisiera decir que no se es mejor quien más títulos posee ni quien más aficionados tiene, una frase de Gandhi resume un poco esta explicación: La alegría está en la lucha, en el esfuerzo, en el sufrimiento que supone la lucha, y no en la victoria misma.

La diosa fortuna le debe una a ese niño del anuncio que ha vivido de los recuerdos y la historia de las gestas de su equipo contadas por sus familiares, por ahí conoce la grandeza y la magnitud de este club que aún llaman El Pupas, pero que este año nos hará disfrutar tanto a atléticos como no atléticos con los regates y las diabluras del yerno de Dios, Agüero,auténticas obras de arte sus dos goles en la previa ; con la melena al viento del rubio uruguayo y sus golazos, Forlán y además con las estiradas de un portero que apunta a Casillas como su relevo generacional,el jovencísimo Asenjo.
La diosa fortuna que le regaló un gol a Forlán cuando menos se esperaba en el partido de vuelta, escuchará y atenderá los ruegos del pequeño de aquel magnífico spot, del nieto de Maradona y de un servidor, que Neptuno viva una noche de celebaraciones y festejos como Dios,Maradona manda y que el Santiago Bernabéu vea al Atlético en una final de Champions, gracias al comienzo con la clasificación en una ronda previa ante el Panathinaikos,como no podía ser de otra forma, aunque de forma placentera, en el paraíso sin infiernos griegos gracias a la entereza del conjunto que dirige Abel Resino con sabiduría que además posee a la mejor pareja de delanteros de Europa,el equipo rojiblanco emprendió su viaje hacia el título de Campeón de Europa que la historia y la fortuna le adeuda aún al Pupas y el destino ,tan caprichoso, le dejó una oportunidad para la revancha ante su verdugo el Oporto, esta vez en la fase de grupos y además luchará también ante el Chelsea por la fatalidad del equipo en lo que al azar y la lotería de sorteos se refiere,pero como todos sabemos al equipo del oso y el madroño le resulta igual lo difícil que lo fácil.

Soñar es gratis y pienso como el Kun Agüero: "Creo en igualar al Barça y al R.Madrid",sin olvidar que la Champions se empezó a gestar en repescas y previas,jugándose el trabajo de todo un año, en dos partidos; ahora la pareja que anhelaba aquel niño: Un bota de Oro: Forlán y el yerno de Dios(Maradona): Agüero en su Atleti , ambos son el camino hacia la gloria para el Pupas entre la melodía y esa música soberbia del himno de la Champions que invoca al mejor fútbol continental,la competición que cada año pone las pelusillas de punta a todos los aficionados a este deporte y que esta temporada enaltecerá a todos los niños modestos,sufridores,generosos y honestos;jóvenes sufriendo sabe mejor,apelando a la brujería,a la magia y al encanto de Kun y Forlán,apelando al espíritu de superación,cualquier cosa es posible.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

KUNNNNNNNNNN

Ale dijo...

q pajo chaquetero

Jose M. dijo...

Mejor atlético que madridista, no podias estar con esa panda de chulos,prepotentes

13FoNsI13 dijo...

No soy DEL Atleti, soy COMO el Atleti,
"Uno no es de donde nace, sino de donde pace, y el hogar esta , donde cuelga uno el sombrero". (donde se siente cómodo)

Publicar un comentario