EL SPORTING Y JUAN PABLO PONEN DE MODA LA LENGUA BABLE



Castilla sin grandes futbolistas de campo engendrados en suelo castellano, los jóvenes castellanos vienen al mundo para ser porteros.Un ejemplo es Juan Pablo, excelente portero del Sporting de Gijón que tras Víctor Valdés e Iker Casillas, se postula el tercero en discordia en la tabla del Zamora.


La posición de guardameta en fútbol es la más complicada de las demarcaciones, a los porteros no les dejan oler la celestial fragancia de la gloria del gol, desolados de notoriedad sí perciben el áspero perfume de las muchas quejas increpantes de los aficionados. Es un puesto totalmente específico y solitario. El portero nace y después se hace.

En Castilla siempre ha existido ese espíritu de discreción, ese alma de guardián de fortificaciones teñido de soledad. No es casualidad. En Castilla la Vieja se posee esa esencia, ese corazón de superación. Es la tierra de los nativos enérgicos, tenaces y serenos, de la tierra de aquellos numantinos que prefirieron morir de pie a vivir arrodillados, de Santa Teresa de Ávila, de un pueblo de aire y oxígeno puro, de paisajes y horizonte de pinos, de un territorio de sosiego, calma y silencio porque allí en ese silencio se labran un futuro más favorable a base de lucha, constancia y trabajo, mucho trabajo entre el frío invernal y el caluroso verano.

¡Oh tierra ingrata y fuerte, tierra mía!
¡Castilla, tus decrépitas ciudades!

Decía nuestro Don Antonio Machado. Su verso, ya ven, brota de manantial sereno por su relación con Castilla.

Los nobles castellanos del reino de Castilla La Vieja fueron engendrados para la defensa, custodia y protección de fortificaciones y murallas. La portería del reino del Sporting está bien resguardada. El templo de fortaleza:, el Molinón se encuentran salvaguardado por buenas manos, por las manoplas de uno de los guardianes de Castilla La Vieja. Porque no olviden que Iker Casillas es de raíces abulenses y Asenjo de origen palentino.


Juan Pablo Colinas Ferreras, con nombre de Papa, alma treintañera de guardián y originario de León, tras pasar por Alavés, Tenerife y Numancia, ha encontrado un sitio estupendo en la tierra de Gijón para asentarse como un portero extraordinario. Recuerden que partidazo realizó, dejando su portería a cero, en el Molinón ante el R.Madrid.

Con Juan Pablo, el Papa de León, ha vuelto el espíritu astur-leonés. Un equpo asturiano, El Sporting de Gijón es séptimo clasificado y encabeza junto al Mallorca y al Deportivo la insurrección de los modestos.



Este hecho rememora a El Surdimientu o resurgimiento literato del bable (Aquel dialecto de tierras asturleonesas que aparece junto a otros como el castellano o el catalán como evolución del latín, estos dos últimos por apoyo institucional se convertieron posteriormente en lenguas oficiales) que tenía como objetivo la recuperación y dignificación del idioma asturiano, bases propuestas por José León Delestal o Emilio Alarcos Llorach con clara reminiscencia en la obra de Menéndez Pidal: El Dialecto Leonés.


La lucha por el resurgimiento del Sporting de Gijón, un histórico del fútbol está en manos del portero Juan Pablo, 10 goles recibidos en 10 partidos, todo un récord, porque a estas alturas del campeonato el equipo asturiano había encajado 23 tantos la temporada pasada. La Liga de las estrellas comienza a escuchar la ternura del bable o asturleonés.

Aludo a la literatura para dar una satisfacción a mi buena madre, profesora de Lengua y Literatura y para luchar ante ciertos perjuicios que recaen sobre el fútbol en general y los periodistas deportivos en particular. Sí, el deporte es un entretenimiento y por tanto, no tiene peso ni fundamento en la política internacional, pero también lo son el espectáculo cinematográfico y las fuciones teatrales y que yo sepa no se las infravalora. El deporte no da soluciones pero sí alegrías. El fútbol es una anestesia y un refugio para la vida en que vivimos llena de estrés.

El carácter astur-leonés atrevido del Sporting de Gijón que dirige Preciado, se ha implantado entre nosotros, los amantes del fútbol. Comencemos a falar bable güei perdayuri (hablar bable hoy por todas partes). La diversidad es nuestra identidad. ¡Puxa Sporting!

No hay comentarios:

Publicar un comentario