INIESTA, OLÉ TUS HUEVOS



El día del Clásico en el que venció el Barcelona con un buen gol del intermitente Ibrahimovic, fue también el día en el que Andrés Iniesta mandó a callar al madridista Cristiano Ronaldo, su ente antónimo, y es que el portugués con toda la desfachatez del mundo se atrevió a decirle al centrocampista manchego que no se tirará más y el jugador blaugrana respondió tal y como hubiéramos respondido todos: " pero si eres tú el que te tienes que callar..."

Iniesta y Cristiano son dos jugadores completamente distintos, son dos entes antónimos que mantuvieron esa discusión que fue aplaudida por casi todos los aficionados, incluidos algunos madridistas no tan acérrimos.

Analizando la situación. Los cabellos de ambos jugadores ya saben, acaban los partidos igual que empezaron, los pelitos de punta de Cristiano, y la frente despoblada de vellos, de Iniesta que recuerda a Zidane. De los bronceados. El primero, artificial de rayos-V. El de Fuentealbilla aludiendo al fantasma Casper. CR9 además siempre se queja, ya sea a la hora de recibir una patada, por no jugar, por jugar en un puesto, por ser sustituido,amonestado...Iniesta por el contrario, nunca se inmuta, ningún mal gesto, ningún reproche. El centrocampista manchego es el gran representante del silencio en este mundo moderno, el siglo del ruido.

Él es feliz cuando juega al fútbol y hace mejores a sus compañeros. Ellos están más contentos con él porque posee esa solidaridad singular. Jugar al fútbol se aprende dándole patadas al balón pero los valores se "maman" desde renacuajo. Rinde en la posición que le pongas al máximo nivel, busca siempre el pase: la asistencia que es la que hace a dos personas felices, sin embargo también es capaz de meter goles, goles como ante el Chelsea, un gol celestial, el gol de toda una cantera, del buen gusto por el balón, del jugador más elegante del planeta, del digno heredero de Zinedine Zidane, los dos tímidos e introvertidos fuera del terreno de juego pero los más desenvueltos y descarados sobre la hierba. Elegancia,belleza y delicadeza personificadas fuera y dentro del terreno de juego.

Andrés Iniesta no es atractivo, no se viste con ropa de última moda, ni se queja, ni protesta, no se peina, no visita al estilista ni lleva adornos en las orejas, ni es perseguido por paparazzis ni por jóvenes enamoradas de él. Como dice Pep Guardiola: " Iniesta come aparte"

El centrocampista español conquista y seduce con su fútbol sublime. Evoca a la figura de Antonio Machado: su mal aliño indumentario, además es en el buen sentido de la palabra bueno. Rechaza el modelo repelente y abominable del marketing de este siglo XXI ,de Cristiano Ronaldo, futbolista tan espléndido y fantástico como persona narcisista, creída y prepotente. Todo un crack individualista que llegó a decir que era el mejor jugador del mundo pero que también el segundo y el tercero. Eso, cuando realizó millones de anuncios, marcó goles a raudales y conquistó todo con el Manchester United.

Iniesta, salvo que sea para una buena causa, no es muy proclive a realizar anuncios,pero hay uno que le viene al pelo, el de Viceroy: No es lo que tengo es lo que soy. Porque tras ganar la Eurocopa y absolutamente todo con el Barcelona, Iniesta da ejemplo sin presumir, sin chorradas, sin arrogancia. Dice el manchego "Crear sentimientos de alegría en la gente, gracias a las victorias del equipo, vale más que todos los Balones de Oro"

Andresito Iniesta, perdón Don Andrés Iniesta es tanto o más formidable futbolísticamente que el portugués y además como persona es simplemente único. Un tipo humilde, sencillo y modesto, el mejor compañero que puedes tener. El más solidario, el que se sacrifica por el equipo. No olviden, como toda divinidad, Iniesta nos pertenece a cada uno de nosotros.

¿Anoche fue fiesta futbolística, verdad? Lo fue porque jugó el gran Andrés Iniesta. Le dicen muchos madridistas al presidente merengue: "¡Florentino!, ¿Por qué no fichas a Iniesta?".Y es que hay cosas que el dinero no puede comprar, el bueno de Iniesta es una de ellas. En el mundo del fútbol aún existe gente tan sumamente pobre que sólo tiene dinero. Por mucho que quieran, la cartera no podrá comprar la vida, esa vida maravillosa de la que procede Iniesta, la prolífica cantera de La Masía, el paraíso inalcanzable para los euros, para Florentino.

Hay silencios que dicen tanto que no necesitan de más palabras, pero yo quisiera añadir al acto de Andrés Iniesta tapándose la boca para silenciar a Cristiano Ronaldo, que fue una especie de representación de cómo enmudecer a la arrogancia del portugués, de cómo enmudecer a más de 90 millones de euros, de cómo enmudecer a los que piensan que el dinero es capaz de comprar todo, de cómo enmudecer al mundo mediático y del marketing desaforado, y es que Iniesta encarna y simboliza el silencio en un mundo lleno de ruidos algarabías y griterío. OLÉ TUS HUEVOS INIESTA. Fue ante todo una metafora: el indectructible Cristiano, callado por un muchacho corriente de Fuentealbilla, que es extraordinario por eso, por ser corriente, por ser de carne y hueso, como nosotros. ¿Qué le hubiera dicho cualquier ser humano a ese hombre convertido en Dios por fetichismo y marketing después de que este dijera que dejara de hacer teatro? Pues eso como el rey "¿Por qué no te callas?"

Cristiano estará entre los 3 mejores en el Balón de Oro pero Iniesta está incrustado en los corazones de todos los aficionados. Sea cuál sea el campo en el que juega, Don Iniesta siempre sale ovacionado. De nuevo, OLÉ TUS HUEVOS INIESTA. El fútbol pasa pero las personas perduran.

No hay comentarios:

Publicar un comentario