A FAVOR DE JIMÉNEZ


A Manolo Jiménez desde el primer momento se le ha discutido todo lo habido y por haber. El entrenador andaluz cogió como interino a un Sevilla muerto anímicamente tras el fallecimiento de Puerta y la salida de Juande y lo dejó clasificado para competiciones europeas. En la siguiente, tercer clasificado con 70 puntos, números con los que ha habido campeones de Liga. Y aún así sólo le recuerdan las malas tardes, ante el Fenerbache, la Sampdoria, el Athletic o el CSKA. Siempre sus errores mirados con lupa y sus aciertos sin salir a la luz. Este hombre ha llevado a Octavos de Champions al Sevilla dos veces. Ha confiado en un tal Diego Perotti que nadie conocía. Con este hombre se ha ganado al Madrid, se ha eliminado al Barça en Copa, se ha goleado esta temporada mismamente en Glasgow, en Coruña y en Bilbao. Qué más se quiere con un equipo al que las lesiones no han dejado tranquilo a Luis Fabiano o Kanouté entre otros muchos.

Igual si le hubieran dado plena confianza desde el Presidente al ultimo aficionado, estábamos hablando de un exitazo nunca visto. Aunque hizo un gran papel la campaña anterior, le renovaron a regañadientes. Tampoco sirve de coartada eso de que no juega a nada. Porque la verdad que jugar, lo que se dice jugar, ahora sólo juega el Barca y pocos más en Europa. Caer en Octavos no es para tanto. Lo han convertido en un drama cuando han caido eliminados Madrid, Chelsea, Milán y anteriormente Juventus o Liverpool. En tierras sevillanas se han acostumbrado al caviar y es lo que suele pasar. Ya le ocurrió a Quique Sánchez Flores en el Valencia donde salió por la puerta de atrás. Ahora el técnico demuestra su valía en mi Atleti que sueña con un doblete después de más de una década de sequía. Lo mismo pasará con el bueno de Manolo. Que ha sido alabado por Mourinho o Guardiola.

A Jiménez no se le puede reprochar que no se haya dejado la piel en todo lo que ha hecho, unas veces bien otras mal. Aún siendo de la tierra, haber mamado el sevillismo desde renacuajo y conocer la institución y la cantera más y mejor que nadie, ha tenido que trabajar con todo en contra y soportar cómo la gente no sólo no confiaba en él, sino que despreciaban su enorme esfuerzo. Eso es durísimo, pero el tío Jiménez no se ha rendido nunca, tiene muchos cojones. Y es que hay que ver lo difícil que es ser profeta en tu tierra. Parece que vemos mal todo lo que hace el vecino. Si hasta nos pasó con Antonio Machado, Lorca, Juan Ramón Jiménez o Velázquez... El "cateto" de Arahal tiene mucho qué decir y callar en esto de los banquillos. Tiene en su ADN algo que le hace grande, esa tenacidad insaciable. En Copa ha eliminado al Barcelona y al Valencia, está colocado 5º en Liga, pero hace tiempo que Del Nido tomó la decisión y será destituido porque no vende ni tiene glamour en las ruedas de prensa.

Si el que tuviera al equipo en la final de Copa y clasificado en Champions se llamara Laudrup o Schuster tendrían un monumento al lado de la Giralda... En fin, el fútbol es un juego totalmente azaroso. Los dos mejores del Madrid y el Sevilla esta temporada, Higuaín y Palop fallaron en una acción puntual en Champions y se fue todo al traste. El fútbol es muy cruel. No lo seamos nosotros también. No echemos toda la culpa a Pellegrini y a Jiménez. Ambos han estado siempre solos ante el peligro. Pidieron refuerzos para el centro del campo y nadie escuchó sus advertencias...A Florentino y a Del Nido se les ha visto el plumero. Tenían a Pellegrini y a Jiménez como espantajos. Con plenos poderes, otro gallo cantaría. Cuidado. Por algo parecido a esto echaron a Del Bosque del R.Madrid y desde entonces ya saben...

No hay comentarios:

Publicar un comentario