RUDY ES LA SOLUCIÓN


El R.Madrid de Ettore Messina cayó ayer ante el FC Barcelona y  se despide de Europa con el mismo sabor amargo de las 13 veces anteriores y seguidas que lleva el conjunto blanco sin disputar una Final Four. Y eso que esta vez si que parecía un bloque y además experimentado. Pero este Madrid está lleno de jugadores contrastados capaces de llegar a dos minutos para el final con el marcador igualado en cualquier cancha. Sin embargo,salvo Llull, le echo en falta jugadores que saquen petróleo en la fundamental tesitura de los instantes finales. Sin esa faceta de un tío diferente al resto, un crack es casi imposible ganar en los partidos trascendentales del basket europeo. Es decir el R.Madrid lleva más de una década sin poder ante los colosos de Europa básicamente porque ha carecido de un auténtico y verdadero líder que tirara del carro. Como lo es ahora la Bomba en el Barcelona, Papaloukas en el Olimpiakos y antes lo eran Bodiroga o Jasikevicius en el conjunto blaugrana. Resumiendo, lo que fue el lituano Sabonis vestido de blanco hace 15 años.

Ettore Messina, por mucho que los títulos anteriores le avalen y los números le respalden, puede quedar en entredicho tras el término de la temporada. Le veo una especie de Fabio Capello en baloncesto. Es de victoria inmediata y título ligero-liguero- a base de un equipo sólido sin grandes dosis de talento. En el fúbol esto no valdría. En la sección de baloncesto no hay tanto seguimiento y se le pude permitir. Si gana la Liga seguirá. Hicieron un equipo tan veterano que no se tuvo en cuenta el futuro. Quizás porque Ettore sólo vive y piensa por el presente. El del R.Madrid pinta muy pero que muy negro. Sin Supercopa, sin Copa y sin Euroliga. En baloncesto como en fútbol sólo se pueden agarrar a la competición doméstica en la que juega un Barça que arrolla en Europa. Porque además de ser un bloque tan sólido como el que más, posee a líderes incontestables como Messi, Iniesta y Xavi o Ricky y Navarro.

En fútbol no hay otra solución que intentar buscar un juego identificable como el del Barcelona y después rezar a la Santísima Trinidad para que Leo y sus pequeños y terriblemente buenos compis no tengan su día. En baloncesto si que veo una solución a corto plazo. Y se llama Rudy, se apellida Fernández y se aloja en Porland en la NBA. El aún joven jugador sigue sin acabar de triunfar en tierras americanas y lo peor de todo es que está jugando menos de lo deseable. No pasa nada, el mundo no termina ni se acaba en la NBA. El ejemplo es Navarro. Por cierto el Madrid le viene como anillo al dedo al mallorquín: lo tiene todo para triunfar al lado de un escudero de lujo como Llull que también es balear, igual que otro madridista confeso como nuestro Rafa Nadal. Ellos dos formarían un tándem tan demoledor como el Navarro-Ricky. El periplo de Rudy por la NBA va poniendo su punto y a parte. No saben lo que se pierden los yankis. El Madrid le recibiría con los brazos abiertos. Nosotros también.

Rudy es la solución para este Madrid y sobre todo para que vuelva la igualdad y el espectáculo a nuestra Liga ACB. También para que al menos, mi hermano y su generación vean de una vez al R.Madrid en una final a cuatro en la máxima competición continental. Que ya es hora...La hora de Rudy Fernández, ¿la solución del Madrid? Así mi hermano no se tendría que comprar más la camiseta de Porland y el R.Madrid recuperaría a una generación perdida. ¿Quién sabe si algún día ellos tendrán que ser los líderes del Madrid? De momento, Rudy parece la mejor solución a corto plazo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario