VUESTROS NIETOS NO OS OLVIDAN



Para los más jóvenes, Juan Antonio Samaranch era el hombre de pelo blanco que siempre aparecía en televisión para dar el discurso sobre el deporte en general y los JJOO en particular. Hemos crecido durante nuestra adolescencia con sus sabias palabras y lúcidas reflexiones siempre en defensa del Deporte en mayúsculas: El que colabora a establecer valores como la solidaridad, la superación o la tolerancia. El que intrega y establece lazos de unión entre sociedades.

Ha sido el dirigente deportivo español más importante de la historia. Él abrió el camino al profesionalismo, trajo los JJOO a nuestro país (Barcelona 92´) y ha sido el gran embajador de la España democrática por el mundo: desterrando nuestros rancios tópicos y difundiendo nuestra nueva imagen: la de de un país moderno y tolerante. Cuando nadie apostaba un euro por el deporte español, consiguió algo de apariencia ilusoria y quimérica, exponer el deporte español ante el escaparate internacional, ante los ojos del mundo.

El hombre de pelo blanco no sólo era y será el padre de la modernización del movimiento olímpico, era el padre de nuestros padres, era como nuestro abuelo. Siempre con sus batallitas. Interpretando la música de los sueños posibles. Su huella siempre permanecerá imborrable entre todos nosotros. El resurgir de nuestro deporte comenzó con su figura. Él ha sido el gran culpable de nuestras victorias. Las de los Nadal, Alonso, Gasol, Indurain y compañía. Mil gracias. Sin su entrega, la etapa dorada del deporte no sería posible. Mi generación quiere exponer desde aquí, su agradecimiento a un hombre cualificado que en tiempos peores se entregó en cuerpo y alma a la causa del deporte, ese medicamento que empleamos los jodidos del mundo a modo de analgésico para nuestros sinsabores y de anestesia para nuestra vida rutinaria.

Parece ser que en estas fechas primaverales en el cielo se han puesto de acuerdo para llevarse juntos a los más grandes. Hoy se nos ha ido el hombre que hizo posible los JJOO del 92, en los que un servidor tenía un añito, y el domingo el que los contó, Juanma Gozalo. Ambos trabajaron hasta que les llegó la hora, siempre al pie del cañón. Gozalo, el periodista enciclopédico, al que únicamente pude escuchar en Radio Marca ya sabe que no está solo. A partir de hoy los han reunido en la tertulia del Olimpo, para seguir hablando de deporte. Para seguir interpretando la música de los sueños posibles. Porque soñar es el único camino hacia la felicidad. Porque la vida puede ser maravillosa, diría el también fallecido Andrés Montes. Soy muy de izquierdas y nunca compartí vuestros ideales políticos. Sin embargo, el lenguaje deportivo es un idioma universal. Nos habéis dejado una herencia incalculable, nuestros éxitos os pertenecen. Abuelos, la familia del deporte y vuestros nietos no os olvidan. Descansen en Paz.

1 comentario:

Joan Manuel Surroca dijo...

Buen comentario Fonsi. Me pafrece muy interesante que desde tu juventud sepas interpretar la vinculación de Samaranch con el regimen franquista. Si no hubiera formado parte del "aparato del Movimiento" nunca habria podido llegar donde se había propuesto, ser presidente del CIO. Pocos saben que en sus inicios como periodista le retiraron la acreditación por sus críticas. Fue entonces cuando vio cual era el camino a seguir.....

Publicar un comentario