MARIO GÓMEZ, LA SEÑA DE GRANADA EN EL MUNDIAL


Alemania tiene hoy entre manos intentar sacarse la espina que le clavó con juego de toque nuestra Selección en semifinales. Uruguay será el rival de los germanos en la pelea por la a priori, insustancial final llamada de consolación. Será el momento para los menos habituales del conjunto bávaro que se quiere despedir de la cita sudafricana con un buen sabor de boca. A primera vista, el partido a los andaluces ni nos va ni nos viene, tenemos a La Roja a las puertas de alzarse con el Campeonato del Mundo y el encuentro que enfrenta a Uruguay y Alemania es escasamente transcendental.

Pero si mañana es el partido de nuestras vidas, el que siempre quedará grabado con huella indeleble en la caja fuerte de nuestra memoria, hoy es el partido para los Gastarbeiter. Aquellos trabajadores andaluces del campo que como el abuelo de Mario Gómez se fueron de nuestra tierra oprimida, en búsqueda de un trabajo a miles de kilómetros de sus casas. Hoy es el 25 cumpleaños del alemán Mario Gómez, de origen andaluz. Él nunca reniega del emplazamiento al que siempre encuentra un hueco para visitar. Él siempre se muestra muy orgulloso de sus raíces. Sus abuelos y su madre son de la localidad granadina de Albuñán. El abuelo llegó a Alemania para trabajar en un vivero y hoy verá sentando en su casa granadina, con casi total seguridad, a su nieto jugar de titular en un Mundial. Su cuna fue un lugar  humilde. Y nosotros siempre estamos con aquellos que se dejaron la piel sin más ayuda que el afán de superación de una familia trabajadora. Felicidades Mario. Hoy los andaluces esperamos verte contento cuando anotes. Porque sé que lo harás. Como también sé que mañana animarás a la Selección como un español más. Un andaluz que juega en Alemania y es la seña de Granada en el Mundial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario