REB. UNIVERSITARIA DE GOAL.COM

¿TRIUNFARÁN EL 7 Y EL 14 FUERA DEL REAL MADRID?

-MIGUEL AGUILAR: NO

En el mundo del fútbol, como en muchos otros, igual importancia tiene como se empieza que como se acaba, poner punto y final de manera elegante y acorde a toda una carrera es un gran broche, y no arrastrarse por campos del mundo buscando un último sueldo millonario. Llega un momento en el que todo futbolista debe tomar un camino, el de echarse a un lado elegantemente cual león veterano en la manada, o la de agarrarse al último tren para sentirse futbolista. En muchas ocasiones, este segundo camino ha supuesto una mancha en el currículo, como ocurre con el legendario Romario. Raúl y Guti han optado por esta segunda opción, una decisión sorprendente y ambiciosa, cuyo futuro parece no ser demasiado brillante.

One-man club, es el término ingles reservado para aquellos jugadores que dan toda su vida al club de sus amores, la lista es corta y exclusiva, pues vestir toda una vida unos colores, tanto en los buenos momentos como en los malos, hacen que su nombre se quede grabado con letras de oro en la historia del club. El ejemplo lo tenemos en el gran Paolo Maldini, posiblemente el mejor central de los últimos treinta años. Desde que debutase en enero del 85 ha defendido siempre la camisola rossonera, algo que ha hecho que su propio dorsal 3 sea retirado por parte de la directiva milanista.

En el otro lado encontramos aquellos futbolistas que cuando las piernas empiezan a pesar y los minutos de banquillo a aumentar, buscan un último intento de gloria en un equipo de nivel menor a su categoría. Dos grandes amigos de Raúl como son Fernando Hierro y Pep Guardiola optaron por este camino, ambos jugaron en la liga qatarí ademas de Inglaterra e Italia respectivamente. Su balance por estas ligas, negativo. Se retiraron por la puerta de atrás y alejado de la afición que siempre los quiso.

Siento que Raúl se ha equivocado, su vida, su historia está en el Real Madrid, tenia en su mano ser el símbolo del compromiso y la lealtad a unos colores que siempre llevo, y llevará por bandera. Apenas dos años más y comenzar un proceso de formación para poder llegar algún día a su nuevo destino, en banquillo del Santiago Bernabeu. Confío que solo será un puente de ida y vuelta a la capital, suerte capitanes.

-ALFONSO LOAIZA: SI

No me gusta la forma en la que Guti y Raúl se han tenido que marchar del Real Madrid. La elegancia del conjunto merengue ha brillado por su ausencia. Los mejores cuadros que se han pintado en el estadio de los madridistas han salido de los dos últimos artistas de la cantera blanca. Raúl y Guti se merecían mucho más. Pero a los más grandes la justicia siempre les llegó con el paso del tiempo. Guti pudo serlo y Raúl lo fue, lo es y lo será siempre. Echaremos de menos a Raúl y Guti. No los olvidaré y si alguien me pregunta cómo sería mi jugador favorito siempre diré que una mezcla entre las genialidades de Guti y la inteligencia de Raúl.

Fui del Madrid por ellos y los seguiré a donde vayan. Pienso que es el mejor destino posible para los dos. El 7 ha sido el mejor de todos sin ser el mejor nada y el 14 siempre ha intentado fascinarnos con una acción sutil y selecta como ese pase gútico. Encajan a las mil maravillas en el fútbol al que aterrizan. Raúl es un ejemplo de saber estar, la bandera del compromiso y la tierra más disciplinada y metódica es la germana. Guti es símbolo del fútbol escrito cuando el fútbol quiere, es un genio incomprendido al que el juego anárquico y caótico de Turquía le viene como anillo al dedo.

Seguro que Metzelder, Rafinha, Farfán, Rakitic, Neuer se muestran más que contentos por jugar al lado de un grande de la historia del fútbol como Raúl. Por no decir de Quaresma y Nihat que ya se frotan las manos esperando los pases del centrocampista de Torrejón de Ardoz. Ambos se marchan de beca Erasmus por el Viejo Continente para dejar paso a las nuevas generaciones en el Real Madrid. Raúl siempre ha sacado notas de matrícula y Guti ha llegado en ocasiones a conseguirlas y si quiere todos sabemos que puede lograrlas.

Además, a Raúl le servirá como a Guardiola su estancia en Italia. El 7 blanco cuando vuelva de su experiencia por el Viejo Continente tiene un puesto asegurado en el banquillo blanco como el nuevo Pep del Madrid. El 7 nunca se irá del fútbol, tiene ese alma de entrenador. Guti vivirá en Bangkok subido a una moto y disfrutando de un Madrid puro y auténtico. Los dos son inteligentes y saben que es preferible que te echen de menos a que te echen de más. Sus triunfos serán que el Real Madrid se dé cuenta de que no ha encontrado ningún remplazo de garantías que logre confiscar el hueco que ocuparon Guti y Raúl. Esa es la verdadera pena, que el capítulo del 7 y del 14 acabe sin un relevo madridista. Ellos llevan el ribosoma de los campeones en su ADN madridista y triunfarán en Turquía, en Alemania o en Pekín. Yo no soy de los clubs ni de las instituciones, soy de las personas. El fútbol pasa, pero las seres humanos perduran. El 7 y el 14 son grandes y morirán matando.

3 comentarios:

عя Яσвє dijo...

Yo pienso q raul puede marcar algunos golitos y que a guti le quedan todavia unos cuantos ases debajo de la manga cn los q nos pueden deleitar

Gsus dijo...

Los dos creo que aportaran a sus equipos. A Raúl le puede venir bien el juego de la Bundesliga y goles marcará. Ese instinto de depredador no se pierde nunca y el Schalke es un equipo gallito de la Bundesliga que llega bastante al area rival.

Guti con el último entrenador que fue fijo fue con Schuster. La liga turca es competitiva, a Guti le coserán a patadas, pero lo hará bien, no tengo dudas.

Mamonada dijo...

Raul tirunfara en los asilo y el Guti en las dicotecas

Publicar un comentario