ADIÓS AGOSTO

Se marcha el mes de agosto y ya vislumbramos en nuestras retinas ese otoño de septiembre. Las hojas caerán de los árboles, abrirán los colegios, los institutos y las facultades y volveremos al trabajo, a la tan detestada rutina. El despertador nos llamará para comunicarnos que ya está bien de dormir, que es hora de levantarse y ponerse manos a la obra. La crisis post-vacacional hará mella en nuestro cuerpo. Nos costará un mundo. Sin embargo en esa tesitura tan desoladora, en la vorágine del día a día, siempre encontramos la calma entre tanta tempestad. Necesitamos un cable que encienda nuestra luz. Un rincón hecho para todos los jodidos del mundo. Un refugio para esa vida de estrés de los meses venideros. El deporte. Ese espacio que no da soluciones, pero entrega felicidad. Un idioma universal que no exluye a nadie. La alegría. El verdadero espíritu del mundo deportivo. Porque gracias al deporte nos inundan las buenas vibraciones. Y hasta vivimos más años. Porque es la alegría la única medicina que agrega vida a los años. Es para todos los sexos, razas, religiones, edades y condiciones sociales. El deporte une. Ya llega el mes de septiembre. Podríamos estar de los nervios, pero la infusión deportiva hace que miremos con otra cara el curso que empieza próximamente. Nuestros equipos ya han arrancado su Liga, Málaga, Sevilla, Almería en Primera; Xerez, Recre, Córdoba, Betis, Granada en Segunda y Cádiz, Jaén, Poli Ejido, Écija en Segunda B. Joaquín, Reyes y compañía ya hacen las delicias de los fieles aficionados andaluces. Además disfrutaremos de la ACB con Unicaja, Granada, Cajasol y del Mundial de baloncesto con un andaluz como Felipe Reyes, también con Carlos Campano montado en su moto directo al título mundial y obviamente con la Vuelta a España que tiene en Andalucía su primera Comunidad de paso. Un mundo, el de deporte, que fabrica felicidad para que no contemos los días, sino para que los días cuenten. Adiós agosto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario