EL GOLEADOR HUMANO


Frederic Kanouté tiene números colosales. Superada la centena de goles con el Sevilla FC la pasada campaña, el malí, a pocos día de cumplir los 33 años, continuó anoche demostrando su excepcional momento de forma, haciendo un doblete magnífico ante el FC Barcelona.

Pero Kanouté es ajeno a esa circunstancia y su olfato goleador en las finales sigue siendo demoledor. Con los dos logrados ante los culés, suma ya nueve tantos en finales, números de verdadero récord: uno ante el Middelsbrough, uno ante el Barça en Mónaco, uno ante el Espanyol en Glasgow, uno ante el Getafe en la final de Copa de 2007, tres frente al Madrid en la vuelta de la Supercopa 2007 y otros dos al Barça este sábado.

El doce sevillista buscará, de ese modo, dentro de una semana llegar a la decena en el Camp Nou, un campo que se le da bastante bien, pues allí marcó su primera diana liguera y ha logrado hasta tres goles en tres choques diferentes.

Kanouté ya forma parte de la historia sagrada del sevillismo. El delantero africano ya ha marcado 9 goles en sus finales disputadas con el Sevilla. Aparece siempre en los momentos claves y por si fuera poco, no es ajeno al mundo que le rodea y nunca se esconde para obrar por un mundo mejor y más habitable. El jugador sevillista trabaja con fundaciones de todo tipo por un mundo mejor, crea mezquitas y su labor social es la más sorprendente y gigantesca porque el deporte puede darte mucho dinero, pero te quita mucho tiempo. Y el delantero siempre lo encuentra para entregar cuerpo y alma a todas las causas que considera injustas.

El de Mali como Iniesta no se viste con ropa de última moda, ni se queja, ni protesta, no se peina, no visita al estilista ni lleva adornos en las orejas, ni es perseguido por paparazzis ni por jóvenes enamoradizas. Iniesta y Kanouté son grandes futbolistas que rechazan el modelo repelente y abominable del marketing del siglo XXI.

Con el delantero sevillista, aparece ligada una figura de un hombre sevillano como Antonio Machado, que como expresaba era en el buen sentido de la palabra "Bueno" o el ya conocéis mi torpe aliño indumentario.

El ariete africano es uno de los futbolistas más descuidado de atuendos en el cuerpo, pero comparte con Iniesta el ser el jugador más limpio de alma. Hay futbolistas que marcar goles y se besan el anillo, otros que enseñan sus abdominales, otros que se señalan su dorsal y existen otros, muy pocos, que eligen en la fecha de celebrar goles, acordarse de personas que ya no están como Dani Jarque o de un pueblo sometido como Palestina.

Por todo esto el poeta andaluz Antonio Machado si viviese estaría prendado del juego de este futbolista. Porque Kanouté es como nuestro Antonio. Una persona sencilla, pura, verdadera, bondadosa, y repleta de humildad. La leyenda del doce sevillista continúa.

3 comentarios:

Jandreset dijo...

Un grande sin ninguna duda!

Mario dijo...

Esto sin que es un delantero!!

Saludos desde http://elreydelgol.blogspot.com/

Anónimo dijo...

¿Este bañador no es de última moda?
http://3.bp.blogspot.com/_ECXxmJDjUBU/TESZULNsCoI/AAAAAAAAHZc/yMezpj7u04w/s1600/iniesta+playero.jpg

Qué idea tan tristemente superficial y prejuiciosa juzgar a un futbolista, y sobre todo a una persona, por vestir de cierta manera.

Publicar un comentario