UN REFUERZO DE LUJO

Joan Plaza, técnico del Cajasol, es de los entrenadores que defienden a esos jugones que hacen del baloncesto un verdadero espectáculo, es decir todos aquellos que rompen a base de talento con todas las tácticas de los entrenadores empecinados en ser el foco del juego. Los años pasan, pero la calidad y el talento no se van así como así. Los tozudos preparadores ya no creen en eso de que el que tuvo retuvo. Sin embargo, Bullock es la medicina que pedían a gritos los aficionados del Caja. Lucha y constancia en el juego y puntería y eficacia desde la línea de tres puntos.

En el baloncesto los rivales se van dando golpes de tanteo para desgastar al rival durante los primeros tiempos, pero todo se suele dilucidar en el último cuarto. Por ello, el cierre de los partidos es terreno reservado únicamente para los más grandes. Al Cajasol que tiene una muy buena clase media, jugadores contrastados y expertos, capaces de llegar a dos minutos para el final con el marcador igualado en cualquier cancha. Le echábamos en falta jugadores que saquen petróleo en esta fundamental tesitura de los instantes finales. Con Luis Bullock no se contrata a un apaga fuegos, es un jugador diferente al resto. Un rematador de faenas.

La llegada de Bullock servirá a Joan Plaza crear un estilo propio, identificativo y temible para los contrarios. Cada maestrillo tiene su librillo. Pero Joan Plaza parece demostrar que por lo menos en la ACB, el Messina está por detrás.

Tras un mal año en Madrid, "Sweet Lou" tomará la alternativa en Sevilla. Es distinto. El americano es de cantos melódicos de heroicidad. Será el líder, el indicado en convertir una victoria improbable en creíble. Y es que Louis Bullock interprenta como nadie -desde la línea de 6,25- la música de los sueños posibles. Un hombre de gestas y talento. Un refuerzo de lujo. Un jugón que llega a la ciudad hispalense con ambición para brillar con luz propia. Andalucía es su tierra. En Málaga ya logró confiscar los corazones de nuestros paisanos. Es el salto de calidad que necesitaba el Cajasol para pelear por todo. Hay motivos para soñar. San Pablo ya sabe dulce con Sweet Bullock.

No hay comentarios:

Publicar un comentario