EL SEVILLA SE ENFRENTA AL SÍNDROME POST-CHAMPIONS

-El conjunto hispalense, tras caer eliminado en Champions, vuelve al curro en el torneo que le hizo grande ante un Paris Saint Germain con muchas caras conocidas. Los sevillistas parten con la vitola de favorito y buscarán alzarse con su tercer trofeo continental. El primer gran escollo en la competición serán los parisinos, este jueves en el Sánchez Pizjuán a partir de las 21.05. http://www.goal.com/es/match/50810/sevilla-vs-psg/preview

Regreso al pasado. Vuelta a los orígenes en el seno sevillista. Dicen que a veces hay que dar un paso atrás para darse cuenta del verdadero valor de las cosas y el equipo andaluz retorna al trabajo continental en la antigua Copa de la UEFA, la misma competición que le colocó entre los grandes equipos del Viejo Continente. Sólo conquistarla aseguraría un buen montante económico para paliar la crisis económica y superar el varapalo de la inesperada eliminación en Champions ante el Sporting de Braga.

Jesús Navas, Luis Fabiano, Kanouté, Palop y compañía son jugadores de Champions pero fueron eliminados con todo el merecimiento ante el Braga en la fase previa y tendrán que pagar su error jugando en esta moderna Europa League. Una competición hecha para ellos. No son principiantes. Ya se hicieron con dos Copas de la UEFA durante el apogeo del mejor Sevilla de la historia. Ahora puede saber a poco. Sin embargo,  a los de Álvarez no se le caen los anillos. Luis Fabiano, ya con 200 partidos con la zamarra del equipo andaluz y 95 goles en su haber, volverá a ser titular en su competición favorita. Cigarini podría tener una oportunidad, al entrar en la lista de convocados tras superar sus molestias. El que no podrá jugar ante el PSG será Renato que arrastra molestias debido a un esguince su la rodilla que le mantendrá dos semanas fuera de los terrenos de juego.

Por su parte, el conjunto galo llega a la ciudad del Guadalquivir con viejas caras conocidas para los aficionados españoles. Los franceses tienen en sus filas a jugadores como el portero Coupet, el extremo Giuly con pasado culé, los delanteros Kezman y Luyindula, el mismísimo Makelelé que dejó una huella indeleble en el Real Madrid y el propio Nené, que se ha erigido en la Ligue 1 como gran goleador. Además el entrenador Kombouaré cuenta con gente de calidad como el delantero Hoarau que en la Liga francesa contabiliza tres goles en cinco encuentros, el turco Erding o Jérémy Clément que se postula como titular debido a las sensibles bajas de los medios Bodmer y Sessegnon. Los parisinos se encuentran instalados en el séptimo puesto de su competición doméstica tras cosechar siete puntos de los quince posibles. Se clasificaron para esta liguilla dejando en la cuneta al Maccabi de Tel Aviv ganando en casa 2-0 y cosechando una útil derrota a domicilio por 4-3 con un gol de penalti en el último minuto obra de la estrella del equipo. El hispano-brasileño Nené,  que llegó a sonar como posible seleccionable para la Roja.

Los de Kombouaré llegan a la cita de este jueves tras golear por 4-0 al Arles-Avignon en el que juega el defensa Paco Pavón, que comprobó con sus propias carnes, que el PSG no es moco de pavo.  El Sevilla tendrá en frente a un rival complicado que no se lo pondrá nada fácil. El conjunto parisino quiere repetir el éxito de su único título de gran postín, emulando a aquel equipo de la Recopa de 1996 capitaneado por Djorkaeff en el terreno de juego y Luis Fernández en el banquillo.  El Sevilla busca espantar sus fantasmas en la vuelta al tajo por Europa. Juega en casa y vuelve Luis Fabiano al once con el campeón del mundo Jesús Navas como una de las atracciones de esta competición que arranca este jueves y que tiene su punto y final en Dublin, el 18 de mayo. Para entonces, el Sevilla puede convertirse en el club con más entorchados junto a Inter, Juventus y Liverpool de esta competición que tiene lo nuevo de lo viejo. Pero todo despacio y con buena letra, como diría el poeta sevillano Antonio Machado. Primero hay que superar el síndrome post-vacacional que ha dejado al sevillismo sin la melodía de la Champions League y que hace que la pólvora de sus arqueros siga mojada a la hora de marcar dianas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario