SÚPER-MARIO AL RESCATE


El Bayern de Munich no termina de arrancar. Está a años luz de aquel sorprendente equipo que estuvo a un partido de lograr el Triplete. Robben y Ribery siguen lesionados. Y a ellos se ha unido una larga lista que encabezan hombres como Van Bommel o Scweinsteiger.

Para la cita ante el Hannover jugadores no habituales se vistieron de corto para arrancar tres puntos vitales. De los titulares indiscutibles sólo jugaron Müller, Lahm y Butt. Van Gaal no se equivocó dando una oportunidad al delantero de origen español Mario Gómez que marcó el único y a la postre determinante gol a los 23 minutos de juego con un testarazo inapelable a pase del turco Hamit Altintop.

Gómez despertó a un equipo dormido que se encuentra instalado en una época de recesión debido a sus innumerables bajas. Digno de estudio por Íker Jiménez. La enfermería sigue llena, pero Gómez, el hombre que evoca a los Gastarbetier (trabajadores españoles que fueron a Alemania en busca de trabajo en el campo) abrió la lata y después anotó dos dianas más para que el Bayern con esta victoria ante el Hannover 96 recorte tres puntos al equipo que marcaba el tercer puesto que da acceso a la Champions League. Competición que disputan los de Van Gaal este martes ante el Cluj.

En la Bundesliga, Dormund y Mainz 04 siguen muy lejos. A diez puntos tras sólo ochos partidos disputados. Todavía hay tiempo para encauzar la maquinaria bávara. Hoy al menos Mario Gómez sacó las castañas del fuego para que no pasen al banquillo de los acusados. Tiempo hay para revertir la situación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario