ACADEMIA DE SUBSISTENCIA

Es el equipo revelación de la Liga, han rozado los puestos europeos y caen simpáticos a más de media España. El Espanyol de Mauricio Pochettino está de moda. Los periquitos han gestado un equipo repleto de gente de la casa y han vivido una temporada casi de ensueño que aunque no ha obtenido premio de competiciones continentales no debería pasar desapercibida. Dani Jarque, el capitán eterno, estaría muy orgulloso de sus sucesores. Juegan en el nuevo templo de los blanquiazules: Cornellá-El Prat. Lugar en el que el central catalán llegó a disputar el partido de inauguración frente al Liverpool (2 agosto 2009) seis días antes de su fallecimiento (8 de agosto)

Un estadio propio le ha dado más empaque a la entidad. En fútbol la identidad suele originarse con emplazamientos míticos y los pericos han dado con el suyo. Aunque el campo no se llame Dani Jarque, el defensa siempre está presente y el Espanyol juega con doce. La grada siempre le canta en el minuto 21. Por eso estas historias de éxitos le pertenecen a él como también aquel gol en la final del Mundial de su amigo Andrés Iniesta. Los que recordamos siempre nunca mueren.

La galopante crisis que acucia a tantos equipos de Primera conlleva una política de austeridad y de talante que se fije más en los chavales con futuro. Es el mayor patrimonio de entidades como el Espanyol donde priman más la formación que los resultados. El triunfo es que lleguen los máximos futbolistas al primer equipo y no subir de categoría (El Espanyol B es quinto del Grupo 5 de Tercera División). Así nos lo explica el técnico del Infantil A Dani Fernández: “La situación económica implica vender a corto plazo pero la filosofía de cantera no se hace por necesidad sino porque creemos en esta idea, la única de subsistir”

La parroquia españolista se ha topado con una hornada de futbolistas JASP: Jóvenes Aunque Sobradamente Preparados y un técnico que les ha otorgado las oportunidades que se merecen. Los periquitos han logrado hacer de la economía deficitaria una virtud tirando hacia adelante a base de futuros cracks. Pochettino como Pep Guardiola es un instigador de las plantillas cortas. La forma idónea de abrir puertas y no ponerle aranceles a los chavales. El técnico españolista Dani Fernández, que ha entrenado a Rafa Alcántara, Sergi Roberto o Ignasi Miquel en la Selección Catalana, resalta la idea de que hay un estilo pautado: “Todo está bajo la supervisión de Pochettino, el objetivo es la posesión del balón con una defensa en zona y la presión alta con un sistema de juego de 4-4-2 similar para todas las categorías”

Un signo inequívoco de la confianza depositada es el dato de que en 93 partidos ligueros Pochettino ha hecho debutar en Primera División a 18 canteranos (Guardiola en más tiempo a trece) : Dídac y Víctor Ruiz que ya no están, Javi Márquez uno de los buques insignia, el mediapunta Eric López y el centrocampista David López, el lateral del futuro Víctor Álvarez, Jordi Amat uno de los centrales con más proyección del panorama internacional, el mediocentro andaluz Manu Molina, el franco-camerunés Bifouma, Azrack y Rui Fonte del B, el delantero Alvarito Vázquez cuarto máximo goleador del equipo con cuatro dianas, Pedraza hijo del mítico Ángel Pedraza fallecido este año, Raúl Rodríguez e Isaías Sánchez fichados el año pasado por el filial, el interior Javi López, el medio Baena o el gran defensor Ernesto Galán. Todos con minutos reales y no ficcionales. Y los que irán llegando: Dani Nieto, Carlos Clerc, Marc Samper, Sergi Coll, Edgar Badia, Albert Blázquez…

A pesar de convivir en espacio y tiempo con el mejor Barcelona de la historia repleto de gente formada en La Masía, la cantera es la piedra filosofal del Pochettino Team. Subsistir con todo el aparato mediático y la opulencia futbolística culé es casi un milagro y se debe al trabajo en la sombra de personajes como Manel Casanova, un hombre emprendedor que llegó al club cuando no había dinero para petos nuevos ni ciudad deportiva para entrenar. Fue el director de las secciones inferiores del Espanyol durante 20 años hasta su marcha este curso. Manel siempre recibió menos de lo que dio. Pero una gran parte de estos frutos recolectados fueron sembrados antes por él y eso no se lo puede quitar nadie. El nuevo responsable del fútbol base se llama Luis Fraude dirigió la cantera del Athletic en el bienio 2004-06, una filosofía a imitar.

El fútbol base españolista tiene que luchar contra el viento. Hay vegetación a pesar del clima inhóspito. Para cualquier chaval de Barcelona es muy tentador jugar en la cantera del Barça y por esa razón tiene más mérito toda la cosecha de este renovado Espanyol. Ahí están casos como Marc Bartra u Oriol Romeu que dejaron el club en edad alevín. Dani Fernández razona que “la presencia del Barça es un estímulo que nos mantiene más despiertos. No podemos luchar en aspectos económicos, pero ésto nos hace más exigentes en el día a día para ofrecerles lo mejor a los chavales”.

Por el contrario otros como Joan Verdú, Iván De la Peña y Sergio García canteranos blaugranas que han encontrado acomodo en Casa perica son la prueba de que el hueco en el Barcelona se paga más caro. Ahora da la sensación de que jugar en el Barcelona es pan comido y salen solos. Y por ejemplo Leo Messi estuvo a punto de ser cedido al propio Espanyol en el año 2006 porque necesitaba jugar para ir al Mundial de Alemania. A raíz de un partido espectacular de la Pulga ante la Juventus, que trajo consigo el interés de Capello, todo acabó en agua de borrajas y el argentino comenzó a hacer diabluras vestido de blaugrana. Xavi e Iniesta también estuvieron a punto de salir por la puerta de atrás. Como cambia la vida. Este año han sido los tres nominados al Balón de Oro.

Es complicado llegar, y más consolidarse. De los canteranos que hizo debutar Vicente Del Bosque en el Real Madrid ninguno ha triunfado: Aganzo, Portillo, Pavón, Rubén, Valdo, Meca, Zárate, Dorado, Miñambres, Raúl Bravo… Actualmente, el Espanyol está asentando las bases para ilustrar a los pequeños que jugar en Primera minutos de calidad es más factible formándose en la Academia españolista. La principal condición es ser un futbolista inteligente y con espíritu de sacrificio. Lo demás como la ilustre perica Gemma Mengual es cuestión de sincronización. El modelo está servido. El Espanyol quiere vivir de ilusiones en forma de tiernas promesas: jóvenes que entonan el canto más melódico y armónico del deporte, la ambición. El futuro es ya presente en la Fábrica de soñadores de Sant Adrià. Una academia a contra corriente, si no venden no sobreviven. Una fórmula para jugar cada día a ser más grandes.

2 comentarios:

jairo F.Quindós dijo...

Gran post, elñ español es una de las banderas de la cantera nacional y a pesar de una segunda vuelta algo pobre tiene equipo para estar años luchando por algo más que la salvacion.

Pay per head dijo...

el Espanyol tuvo una buena temporada, pero después en la siguiente cayó, eso es lo que pasa con los equipos pequeños, el rendimiento es de momento, tienen que ser constantes, pero para ellos es muy difícil por sus limitaciones económicas

Publicar un comentario